[Starcraft II ]Biografía Jim Raynor

Ir abajo

[Starcraft II ]Biografía Jim Raynor

Mensaje por Andaluz el Dom Abr 20, 2008 8:38 pm

Biografía Jim Raynor


"Jim Raynor era comandante local de la Confederación en Mar Sara cuando los zerg realizaron sus primeras incursiones. A pesar de luchar con arrojo contra los agresores alienígenas y de salvar numerosas vidas, Raynor fue detenido por las fuerzas de la Confederación bajo el pretexto de haber destruido propiedades pertenecientes a la Confederación en Estación Remota. Cuando fue liberado más tarde por los Hijos de Korhal, agrupación revolucionaria liderada por Arcturus Mengsk, Raynor eligió luchar a su lado."






La sed de poder de Mengsk y su creciente falta de escrúpulos pronto empezaron a preocupar a Raynor. Finalmente, la traición de Mengsk hacia su propia teniente Sarah Kerrigan, y su despiadada manipulación de los zerg para atacar los mundos gobernados por la Confederación, demostraron a Raynor que Mengsk no era mucho mejor que los opresores que perseguía derrocar. Raynor lideró una revuelta desde las filas de los Hijos de Korhal y se incautó de la Hyperion, la nave personal de Mengsk, así como de una pequeña flota de naves. Mientras intentaba rescatar a Kerrigan del planeta zerg Char, Raynor se topó con los protoss y se ganó el respeto del intrépido Ejecutor Tassadar. La honestidad de Raynor le permitió entablar lazos entre Tassadar y el templario tétrico Zeratul.

Raynor y sus tropas se lanzaron a la lucha junto a los protoss en diferentes campañas y desempeñaron un papel clave contra la posterior incursión del Directorio de la Unión Terrestre. Un capricho del destino quiso que Raynor se viera aliado temporalmente con Arcturus Mengsk y la Reina de Espadas, un ser creado y desarrollado a partir de Sarah Kerrigan por la Supermente zerg. Aunque estos dos tiranos luchaban contra un mismo enemigo, tan solo fue cuestión de tiempo que su endeble alianza se fuera a pique. Al final fue Kerrigan quien se rebeló contra aquellos que otrora fueron sus aliados y asestó el primer golpe, y muchos de los camaradas de Jim Raynor murieron a causa de su traición.

Raynor escapó a la masacre y juró que en un futuro se vengaría. Sin embargo, dada la fuerza del enjambre zerg y los grandes poderes psiónicos de la Reina de Espadas, sus posibilidades de éxito parecían bastante reducidas. Por fin, exhausto y desilusionado, Raynor regresó al espacio terran para liderar un movimiento de resistencia contra el creciente poder del Dominio terran de Arcturus Mengsk. Durante estos años, la situación no ha cambiado demasiado. Arcturus Mengsk ha recurrido a sus mayores armas —la oratoria, los medios de comunicación y la propaganda— para minar los esfuerzos de Raynor.

Los Asaltantes de Raynor continúan siendo el enemigo público por excelencia del poderoso Dominio terran. Mengsk considera la existencia de Raynor como un desafío a su autoridad. No obstante, Mengsk ha tomado la precaución de no matar a Raynor y convertirlo en mártir, por eso ha tomado medidas para que Raynor y sus colaboradores sean perseguidos sin cesar, alejándolos de toda posibilidad de tomarse un respiro para recobrar fuerzas.

Tantos años de escaramuzas contra las inagotables fuentes de las que dispone el Dominio han reducido las fuerzas de Raynor a una sombra de su antigua esencia. Raynor ha tenido que recurrir ocasionalmente a hacer de mercenario para reunir los fondos suficientes para reparar su flota y rearmarse con rapidez. Mantener su equipamiento supondrá tener que recurrir a este tipo de trabajos en un futuro. La libertad no es gratuita.

Hoy en día Raynor parece haber perdido la fe: bebe mucho y se culpa de que los zerg capturasen a Kerrigan. Su odio hacia Arcturus Mengsk se ha convertido en una auténtica pesadilla. El primer oficial de Raynor, Matt Horner, aún cree en él y en la revolución, a pesar de que algunas de las dudas de Raynor estén contagiándose a su tripulación. Durante estos años, Horner ha trabajado mucho para que las cosas funcionen, y mantiene la fe en que el heroísmo innato de Raynor resurgirá y llevará a los rebeldes a la victoria.

Raynor es un buen líder y un excelente estratega, aunque no haya recibido formación oficial. Debe sus capacidades a la experiencia, por lo que no se siente atado a ningún tipo de idea preconcebida "escrita en un manual". Raynor no suele planear las cosas en profundidad, pero posee la excelente habilidad de improvisar y dar un giro inesperado a la situación utilizando aquello que tiene a mano.

Además, Raynor es un hombre con un pasado especial. Su relación con el tristemente célebre convicto Tychus Findlay es bien conocida. Sirvió con él en el Batallón Colonial 321 "Los Diablos del Cielo" durante la Guerra de los Gremios entre la Confederación y Kel-Morian hace casi veinte años. Su primer encuentro ocurrió en el Campamento McIntyre, mientras cada uno cumplía 30 días de castigo por insubordinación.

Durante casi nueve meses, tanto Raynor como Findlay fueron incluidos en la lista de desaparecidos en combate, tras una misión de reconocimiento en el territorio de Kel-Morian en las últimas etapas de la guerra en Mar Sara. Más tarde, los habitantes de Kel-Morian permitieron que Findlay volviera con la Confederación gracias a un intercambio de prisioneros tras el fin de las hostilidades. Acto seguido fue encarcelado por deserción en combate. Se desconoce cómo Raynor consiguió evitar la suerte de Findlay y cómo se convirtió en un hombre de Ley.

_________________


♫ ...Dejame tocar tu piel y perderme en tu descontrol...~ ♫

~Pío Pío~
avatar
Andaluz
Admin

Femenino
Cantidad de envíos : 322
Edad : 30
País : Chile lindo y querido (ocho)
Intereses : Molestar a mi Novio *-*
Frase : Quiero vivir y no resistir
Fecha de inscripción : 18/04/2008

Ver perfil de usuario http://oishi.ame@msn.com

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.